OPTIMIZADO PARA EL NAVEGADOR MOZILLA
(Internet Explorer da errores)

La música que me amansa
1.Cavalleria Rusticana (Mascagni) 2.Humoresque (Dvorak) 3.Agnus Dei (Barber)

Últimas entradas del blog

Aquí se reseñan las cinco últimas entradas al blog. Si en vez de ver las entradas del blog por orden cronológico prefieres verlas agrupadas por temáticas utiliza los enlaces del apartado Categorías

sábado, 9 de diciembre de 2006

Doc

Hola, soy Doc, el administrador del blog, y he decidido ponerme como un simple ejemplo de lo que, desgraciadamente, puede ocurrir con las mascotas. Para empezar, mira la primera foto de este comentario y compárala con la que ves al final. Sólo han pasado 3 meses entre ambas ¿quieres saber su historia?.


Soy un caniche enano de pura raza y el veterinario estima que tengo 3 años. Debí ser el típico capricho de un niño o el muñeco de companía de algún adulto que pensaban que un perro es un juguete al que desconectas cuando te cansas de él y que no precisa cuidados y una adecuada eduación y socialización.

Pronto se cansaron de mí y trataron de apartarme como un trasto molesto: de golpearme con escobas pasaron a encerrarme en un patio, donde no tenía higiene alguna y sólo veía gente cuando tocaba recibir algo de comida. Luego me recogío la Sociedad Protectora de Animales y Plantas y me llevaron a la perrera municipal (llegué en tal estado de suciedad que tuvieron que raparme entero, como ves en la foto).

Allí pase dos meses conviviendo con otros perros en un lugar tristemente lúgubre, pero no por falta de interés y cariño sino por carencia de todo tipo de recursos. Perdí 3 dientes y me volví bastante intolerante con el resto de perros, pero "es la ley de la perrera" (curiosamente, y a pesar de todo, con las personas soy "un peluchin" de lo bien que me porto).

Todo cambió cuando fui adoptado por alguien que sí tiene claro lo que es convivir con una mascota: he ganado peso, estoy completamente sano y, lo mas importante, ME RESPETAN y QUIEREN. A cambio... soy un payasete encantador y un infatigable compañero de excursiones por los montes leoneses (aunque mantengo la agresividad con mis congéneres y a alguna orden de adiestramiento no le hago mucho caso, pero con algo más de tiempo seguro que hasta en esto me adapto).




Los animales, como las personas, no somos malos sino que actuamos mal. Hacemos las cosas como las aprendemos y, por ello, es tu labor enseñarnos las conductas socialmente correctas. Educa y reeduca a tu mascota y tendras un compañero que te llenará de alegrías. Es un esfuerzo que merece la pena.




¿Me cuentas tu historia? (mándame un correo para que todos la conozcan)

2 comentarios:

Yanet García de Wohler dijo...

Me da mucho gusto que le hayan ofrecido una nueva oportunidad a Doc, que bueno que cuenta con un hogar y una familia que lo quiere. Yo tengo una historia parecida con una coker que encontramos super maltratada y que despues de 15 días con cuidados y amor es otra perrita, se llama Kiara, si quieres conocer su historia visita mi blog, hoy precisamente la publique.

Saludos de una amante de los animales.
http://www.perrissimo.blogspot.com

Nismet dijo...

Qué bueno es ver el interés que tienes por alentar a la gente a cuidar y querer a sus mascotas, yo tengo una perrita labradora y una gata que encontramos en la azotea. Cuando tienes una mascota te das cuenta que también piensan y sienten y que su cariño es el más incondicional que puedas llegar a sentir